¿Puedo anular mi matrimonio canónico?

marzo 25, 2020 nulidad, spot

A diferencia del matrimonio civil, el matrimonio canónico no puede disolverse por la mera solicitud de una o de ambas de las partes. Es necesario que exista una causa de nulidad y que esta sea declarada en sentencia por el Tribunal Eclesiástico.

No deben confundirse las causas de nulidad con lo impedimentos, aunque éstos también pueden dar lugar a la nulidad del matrimonio.

Existen varias causas que determinan la nulidad del matrimonio canónico, reguladas todas ellas por el Código de Derecho Canónico de 1983.

Algunas de ellas están relacionadas con el consentimiento (contempladas por el cn. 1095) y la validez del mismo (pues sin consentimiento no hay matrimonio). Así, el citado canon establece que es nulo el matrimonio celebrado por los incapaces, por quienes adolecen de grave defecto de discreción de juicio y por quienes carecen de la capacidad suficiente para asumir las obligaciones matrimoniales por causa de naturaleza psíquica.

Otras están relacionadas con la falta de libertad del contrayente, de manera que sería nulo el matrimonio contraído mediante el ejercicio de violencia o dolo dirigido a forzar la voluntad del cónyuge. 

El Código sanciona con la nulidad aquel consentimiento que se vierte de forma simulada, esto es, ejerciendo una reserva mental respecto del mismo mientras que, aparentemente, se expresa formalmente el consentimiento.

Finalmente, son nulos aquellos matrimonios celebrados mediando error sobre el otro cónyuge. 

En próximos post hablaremos con más detalle de cada una de las causas de nulidad.

juan vives
Últimas entradas de juan vives (ver todo)

Aproximaciones. Comentarios y opiniones sobre cuestiones relacionadas con el Derecho de familia y el Derecho en general. Son meras expresiones de la opinión de su autor. Nunca consejos jurídicos, pues sólo se puede asesorar jurídicamente tras estudiar cada concreto supuesto.

CONSTRUIR